Argentina Tu Historia Mala Praxis

Mamá Delia | Tu Historia Mala Praxis Médica

Mamá Maria | Tu Historia Mala Praxis Médica
Mamá Maria | Tu Historia Mala Praxis Médica

El sábado 3 de junio de 2017, como a las 4 de la mañana mamá se sintió descompuesta. Ella vivía con mi hijo, y si bien sufría de artrosis y estaba medicada por una condición de corazón agrandado, era una mujer muy sana.

Como no se sentía bien, llamó a mi hijo, y él me llamó a mí… yo ese día había llegado de viaje y no escuche el teléfono, por lo que decidió llamar a mi hermana y la llevaron al hospital.

 

En la guardia los atendió un doctor quien le dijo que se quedara tranquila, que lo que mi mamá tenía era una gripe. Que había que hacerle vahos de vapor, y que tratara de que no saliera y se cuidara, etc.

Regresaron a su casa, y yo recién vi el teléfono como a las 7.30 de la mañana. Como vi todas esas llamadas desde el teléfono de mi hijo llamé enseguida, y él me contestó que mamá estaba enferma. Cerca de las 8 de la mañana yo ya estaba ahí.

La vi, le pregunte que le pasaba, y me contesto que se sintió descompuesta y que le dolía la boca del estómago.

La levante, tomamos unos mates, charlamos… yo no la veía bien…como a las 11 vi que tenía la vista como ida, fija en un solo lugar…la agarré y le dije: “mami!”, ella me dijo que estaba bien que no tenía nada…

La llevé al baño y llamé al médico…Ella estaba pagando una empresa que ofrece servicio médico a domicilio.

 

Cuando llegó, le expliqué que lo había llamado porque me había asustado al verla con la mirada como ida, fija… le tomó la presión… la revisó, mi mamá hablaba, estaba todo muy bien y me dijo: “quedáte tranquila, está así porque no ha dormido bien…que duerma un rato, dale un actron y el lunes pedí una consulta con el cardiólogo”.

 

Mamá quedó recostada…al rato le hice una sopa…se levantó, tomó la sopa bien…estaba todo bien.

 

A la tarde vino mi sobrino a verla, charlamos…él la miró y le dijo “abuela te sentís bien, vamos a la clínica”…ella respondió que estaba bien…ella se veía bien, solo que de a ratos decía que le dolía el estómago.

 

Vinieron mis hermanos, entraban, salían…Yo en ningún momento me separé de ella… cuando ella se acostaba, yo me acostaba con ella…cuando ella se levantaba, me levantaba con ella.

 

Como a las 8:00 de la tarde/noche le di una sopa…y note como que ella se dormía sentada, le dije “mami te dormís, vamos a acostarte”… me dijo bueno… Había estado casi todo el día sin dormir. Como ya había llegado mi hermana más grande la acostamos entre las dos… enseguida empezó a decir que le dolía el estómago, repetía que le dolía el estómago…y le dije “vamos al hospital, no podes estar así” y me contestó que ya le habían dicho dos veces que lo que tenía era gripe, que no era nada…Insistí, pero ella no quería ir…

 

Llegó mi hermano más grande y le comenté que no se sentía bien, que le dolía el estómago, y que no quería ir al hospital, mi hermano le dijo: Mami si vos no querés ir al hospital con nosotros yo llamo la ambulancia, pero así no vas a estar.

 

Le prometí que no me iba a despegar de su lado hasta volver de nuevo a su casa, que si decidían internarla, yo me internaba con ella, pero que de su lado no me iba a mover.

 

Llegó la ambulancia y de ahí bajo un médico con un celular en la mano, y también un enfermero…entraron a la habitación donde estaba mamá…yo me retiré, pero quedó mi hermana más grande quien les explicó que era lo que ella estaba sintiendo

 

El enfermero trato de revisarla, tomarle la presión etc…pero el doctor sin revisarla, le dijo: “así nomás, no la toques subila a la ambulancia que la llevamos.”

 

Nos fuimos todos al hospital, Mamá fue en la ambulancia con mi hermana, y nosotros atrás.

Ella fue hablando durante todo el recorrido desde su casa al hospital, contándole al médico que era lo que sentía, donde le dolía, etc… Mientras tanto el medico no dejada de utilizar el celular.

 

Una vez que llegamos a la guardia del hospital, mi hermana salió y entré yo. Este médico seguía ahí…y seguía sin hacer nada, seguía con el celular. En un momento pensé en sacarle una foto y llevármela a mi mama a casa…pero no lo hice.

 

El enfermero le hizo un electro, se lo entregó a doctor – que seguía con el celular – y éste sin mirarlo, solo así de reojo le dijo: “hacele otro este está mal.”

 

Rompió ese electro, y el enfermero hizo el segundo…del otro lado había otro médico atendiendo a otro paciente, y éste sin sacar la vista del celular le dijo: “haceme el favor y mírame este electro…”

 

Este otro doctor vino y le dijo que el electro estaba bien. Ya hacia una hora que estábamos en la guardia, y no sabíamos nada.

 

Según él, mamá saturaba bien, no tenía fiebre, “no tenía nada”, pero decidió hacerle una placa, para descartar una neumonía. Me dio una orden para autorizar en mesa de entrada y allá fui.

 

Cuando volví con la autorización, el enfermero le estaba colocando una vía y administrando 3 medicamentos – que hoy no recuerdo el nombre. Asustada le dije al médico que mi mamá tenía una afección en el corazón y que había medicamentos que no podía recibir… él nunca me miró a la cara estuvo siempre con los ojos fijos en el celular.

 

Salí corriendo, grité a mi hermano que se viniera rápido porque a mami le estaban pasando una medicación, el entró rápido preguntándole al médico que era lo que le estaba dando, y el medico nada…Nunca nos dijo que tenía mamá, ni para que la estaba medicando.

 

Mi hermano salió de ahí porque mamá me llamaba porque necesitaba ir al año. Ella trataba de levantarse pero no entendía que con el suero y las otras cosas yo no la podía llevar al baño…

Con ayuda del enfermero le pudimos la chata, y ella se quejaba diciéndome que así no podía…mami era una persona muy reservada, y para ella esa situación resultaba muy incómoda… me acuerdo que le dije, mami cerra los ojos y pensa que estas en un baño muy lujoso… no termine de decirle eso que empezó a quejarse de dolor en el pecho.

El enfermero me dijo que quizás cuando la movimos para ponerle la chata pudimos haberla acomodado mal…sin embargo, y pese a que mama gritaba de dolor, el medico siguió con el celular.

 

Como nadie hacia nada, salí a buscar a mi hermana, porque ella trabaja en un geriátrico y pensé que quizás me podía ayudar, cuando ella entró el médico ya no estaba ahí, tampoco estaba el enfermero… y mi mamá estaba sola.

 

En medio de su descompostura le pidió a mi hermana que la sacáramos de ahí y la lleváramos a su casa…pero unos minutos después, expulsó una bocanada de sangre…y murió.

 

Estaban solas ella y mi hermana…mi hermana salió en shock y nos dijo: mami se murió.

 

El medico nunca más apareció, nunca nos dijo que paso – esa noche tampoco nos dieron nada, ni los resultados de los electros…nada. –

 

En ese momento, salí corriendo, mi hermano me agarró…y vimos que llegaba el doctor que la había atendido los últimos 20 años, y que entraba corriendo a la guardia. Lo habían llamado para que él la atendiera… y nadie del hospital dijo nada, nadie apareció,…fue él quien vino a decirnos que mamá había fallecido.

 

Me abrazó y me dijo, perdóname pero no pude hacer nada. Yo en mi estado de desesperación le decía: ¡él la mato, él la mato!… y éste doctor me contestó: la verdad no lo conozco, es la primera vez que lo veo.”

 

Nunca más lo volvimos a ver a este médico, creemos que se fue de Trenque Lauquen. Nunca explicó que medicamentos le recetó, ni porque.

 

Hice la denuncia en la UFI 5. Cuando secuestraron la historia clínica no figura que mami entró a la guardia, ni qué medicación le colocaron, ni que estudios le hicieron (porque pidieron placas, pidieron análisis de sangre, le hicieron los electros) no hay nada de eso.

 

Según la autopsia, el médico forense dijo que, no hay una explicación de su muerte, porque a la vista era una mujer muy sana, y que todos sus órganos estaban muy sanos. Incluso no dice nada acerca de la condición de su corazón y eso que ella estaba medicada…

 

Desde hace 11 meses estamos tratando de saber de qué falleció mi mamá, y todavía nada. Ya pasaron 11 meses y todavía no puedo entender…

 

Cuando paso lo de mamá, si bien no compendia la situación solo sabía que mi mamá no debería haber muerto así, busque un abogado, encontré uno que se interesó por el caso, me dijo que íbamos a saber la verdad, que él iba a luchar, e iba a ir en contra del mundo…pero hace aproximadamente 5 meses no me llama, ni me dice nada.

 

En mi desesperación busque otros abogados. Fui a hablar con uno muy reconocido, que para tomar mi caso me pidió $60.000.

 

Esto es lo que más duele, el no tener dinero para buscar la verdad.

 

Duele porque en el cajón a mi mami le prometí que iba a encontrar a este médico que la atendió (mal)…Le prometí que iba a hacer justicia por ella…y hoy, ya no puedo…

 

Desde el 3 junio de 2017 que éste médico se llevó mi mamá mi vida cambió para siempre… y quizás, ya sabiendo la verdad – por ella, porque se lo prometí – quizás…recién vuelva a recuperarla… pero ese 3 de junio, me fui con ella…

 

 

María Ibañez

 

<h2 style=”font-size: 5px; margin: 0px; text-align: right;”>Mamá Delia | Tu Historia Mala Praxis Médica</h2>
<h2 style=”font-size: 5px; margin: 0px; text-align: right;”>Mamá Delia | Errores de diagnóstico médico</h2>
<h3 style=”font-size: 5px; margin: 0px; text-align: right;”>Mala Praxis Hospital | Mamá Delia</h3>

admin

2 Comentarios

Comentar

Síguenos

Malapraxisweb también está en las redes sociales. Todas las noticias actualizadas diariamente.